Telemedicina ayuda a pacientes de bajos recursos con cáncer

Desde que la tecnología nos lo ha permitido, la telemedicina se ha convertido en una herramienta sumamente útil y además, menos costosa con la que se puede ofrecer cuidados paliativos a pacientes que han sido diagnosticados con cáncer avanzado y que cuentan con bajos recursos. Tal afirmación fue realizada por un grupo de investigadores en México.

Dicho grupo se encuentra adscrito al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de Ciudad de México, el mismo se ocupó de aprobar la telemedicina, sobre todo cuando se trata de las consultas por videollamada, para 45 pacientes que cuentan con bajos recursos, a fin de poderles ofrecer atención psicológica, control del dolor y de síntomas, y de igual manera, asesoramiento nutricional durante tres meses de la pandemia.

En tal sentido, los investigadores concluyeron que implementar un programa de atención que esté basado en telemedicina, suele ser viable en aquellos países de bajos o medianos ingresos, a fin de limitar el riesgo de contagio durante una emergencia sanitaria como la que ha sido causada por el nuevo coronavirus.

De acuerdo a las declaraciones de Yanin Chávarri Guerra, quien es investigadora en ciencias médicas del Instituto y autora principal del estudio publicado en The Oncologist, con la pandemia por COVID-19, “tuvimos que cerrar muchas consultas y la atención se centró en las personas con esta infección, así que se quiso mantener la atención a los pacientes con cáncer avanzado y se comenzó a contactarlos vía telefónica para tener un mejor conocimiento de sus necesidades”.

Mediante el programa de atención “Te acompañamos”, el grupo se ocupó de realizar un total de 163 intervenciones durante los meses de marzo y junio de este año, estas incluyeron atención para control del dolor, ansiedad, fatiga, depresión y malnutrición.

En su mayoría, los pacientes fueron personas de edad avanzada, sobre todo diagnosticados con cáncer gastrointestinal o de mama. 57 por ciento de estos eran mujeres; 15 por ciento eran habitantes de zonas rurales, y finalmente un 27 por ciento contaba con educación escolar inferior o igual a la primaria.

Más allá de que se llegaron a registrar problemas en la comunicación como lo fueron interrupciones, mala conectividad o calidad deficiente de audio o video, Chávarri señaló que “fue una experiencia positiva porque aún cuando estamos en un país de recursos medianos es algo que se puede lograr porque la mayoría de las familias mexicanas tienen dispositivos de comunicación”.

Ante la emergencia que ha sido generada por la pandemia, diversos gobiernos decidieron apelar a las tecnologías de comunicación e información a fin de facilitar las consultas.

Algunos estudios nos muestran que tan solo para este año se presenta un 20 por ciento más de muertes de personas con cáncer en los Estados Unidos y en Inglaterra, debido a la pandemia.

Y es que la COVID-19 ha afectado a gran cantidad de pacientes de cáncer pertenecientes a todas las esferas, significado un retraso en el diagnóstico, problemas en el tratamiento y para los pacientes que se encuentran en cuidados paliativos, de esta manera lo señaló la oncogenetista del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) de México, Talía Wegman-Ostrosky.