Pasos para construir tu propia sala de cultivo

Los consumidores reales de marihuana saben que la vendida en la calle no siempre es de calidad, además que es un poco costosa y que se corre el riesgo de con las autoridades de ser capturados comprando droga natural, es por ello que las personas han preferido armar su propia área de cultivo en casa, así estás al 100% seguro de que  estás consumiendo una excelente cosecha de marihuana y tu bolsillo no sufre las consecuencias, además que el único riesgo de encontrarte con la policía es que hagan un allanamiento a tu morada y de eso te puedes cuidar muy bien. La tienda de productos para cultivar marihuana llamada Greendream, ha publicado en su página web oficial un tutorial formativo completo sobre las condiciones necesarias para garantizar un cultivo de gran calidad, si no lo conoces ¡estás de suerte! porque te lo mostraremos a continuación:

  1. Debes cuidar la intensidad de luz: Para empezar es importante asegurarnos que el espacio en donde vas a plantar las semillas de marihuana se encuentre completamente aislado de la luz, para que una planta de cannabis pueda florecer al máximo, se necesita al menos unas 12 horas de oscuridad sin ninguna clase de interrupción además de 12 horas de luz bajo las mismas condiciones, si el periodo de oscuridad es interrumpido la cosecha va a disminuir e incluso se puede perder. En el caso de que sea inevitable la entrada de luz, lo ideal sería cubrir con cinta adhesiva todos las ranuras o agujeros por donde se filtra la iluminación.
  2. Cierre totalmente hermético: Una vez que las plantas se encuentren en pleno proceso de floración y se está produciendo buds preciosos, también comienza a desarrollar su olor característico, estas plantas comienzan a desprender un olor potente, que hace que sea de vital  importancia que la zona de cultivo se encuentre totalmente hermética, es por ello que esta área debe tener la menor cantidad posible de ranuras o agujeros por donde se escape el olor a marihuana, si es posible que no tenga ninguna clase de espacios como estos, una vez que las plantas comiencen a desprender su olor quiere decir que están a punto de poder ser cosechadas, ¡no las visites demasiado!.
  3.  Las condiciones del clima: Luego de dar solución a los puntos anteriores, entonces se habrá llegado al objetivo final: diseñar un área de cultivo que posea el clima ideal en donde las plantas sean capaces de desarrollarse como auténticos gigantes, así ellas puedan crecer y florecer a velocidades realmente insólitas, ya que el clima debe ser constante al igual que uniforme dentro de la zona de crecimiento, para ello necesitamos uno o más ventiladores para así crear un buen movimiento de aire. De esta forma las plantas crecen con un tallo más gordo y resistente, al final tendrán un rendimiento más elevado en comparación con las plantas que crecen sin la ayuda de un ventilador, si está a tu alcance puede invertir en un termostato, higrostato o en su defecto un termo higrostato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *