Hábitos alimentarios saludables para universitarios

En esta oportunidad te contaremos algunos hábitos alimentarios saludables para estudiantes, para que los agregues a tu dieta y puedas mejorar tu rendimiento dentro de la universidad, sacar mejores notas y salir más rápido al juego laboral.

Se sabe que los jóvenes universitarios no llevan una buena alimentación, que de vez en cuando comen algo saludable y que muy poco se acercan a las barbacoas con tapa, pero la verdad es que es mejor comer bien, pues esto mejora nuestra capacidad de aprendizaje y nuestra  memoria. Comiendo bien puedes enfermarte menos y podrás hacer tus actividades diarias de forma sencilla sin preocuparte por enfermedades que te turben y limiten.

Deja el azúcar:

Este es el primer hábito saludable que debes implementar en tu vida, las bebidas azucaradas que contienen a su vez mucha cafeína, no son los adecuados para la dieta de nadie, mucho menos en la época de estrés. En mis años mozos cuanto estudiaba tenía amigos que consumían refresco de cola con café para estar activos y solo lograban tener un subido de unas horas que luego los noqueaba y los mandaba a dormir.

El azúcar te agota, te hace sentir cansado y cargado, por eso evitarlo puede mejorar drásticamente tu rendimiento, de esta forma puede mejorar tu índice académico.

Desayuna todos los días

El desayuno es el alimento más importante del día, pero también el que más ser saltan. La energía que te da el desayuno te ayuda a iniciar una actividad despertando tu metabolismo interno, ayuda a romper el ayuno de la noche, termina de despertarte y te da la gasolina para el día. Desayunar bien puede evitar hambre, cansancio, ansiedad y estrés, solo con una comida completa puedes evitar todos estos sentimientos que pueden hacerte sentir frustrado y cansado

Come menos pero más:

Si haces tus porciones más pequeñas pero comes más veces al día vas a mantener en constante movimiento los niveles de glucosa en sangre, estos niveles van a mejorar tu productividad y te darán mucha energía. Si te alimentas con poco frecuencia, tu nivel de azúcar bajará y cuando finalmente caigas en un plato de comida, subirá de repente y terminas muy cansado.

Come frutas:

Las frutas tienen una buena cantidad de niveles de vitaminas y minerales, además contienen azúcar complejas las cuales son digeridas de forma más rápida por el cuerpo, cuando las consumes se mantienen los niveles a tope saludable.

No tomes tanto café:

Cuando estamos a la universidad vemos el café como nuestro mejor amigo, pero la verdad es nuestro peor enemigo. El café atenta contra tu productividad. Consume una sola taza al día y conseguirás la misma energía que te dan 10 tazas sin dañar tu cuerpo, en este caso menos es más.

Menos carne + verdura:

Las carnes tienen más grasas que proteínas, por eso es importante consumir más vegetales que tienen proteínas, minerales y muchísima energía, lo que va a mejorar tu productividad. Una investigación científica publicada por Cientific America, demostró que los seres humanos no deberíamos consumir carne, y que es mejor llevar una dieta más bien vegetariana.