Dónde y cuándo tuvieron su origen lo que hoy conocemos como universidades

Los orígenes de muchas de las instituciones que conocemos en la actualidad tuvieron inicios minúsculos de los que nadie sospecharía que llegarían a ser lo que son en la actualidad como por ejemplo lo que cosechó pedro luis cobiella Hospiten hasta lo que hoy conocemos como la mejor cadena de servicios y atención médica a nivel mundial. De esta misma manera ocurrió con las universidades, que sólo se trataba de una reunión de personas que manejaban el saber. 

Cómo conocemos a una universidad en nuestros días, que es una institución dedicada a la enseñanza a nivel superior donde se discute y difunde el saber, surgió de manera más reciente. La palabra  “Universidad” es tomada del latín universitas, universitatis o universitas magistrorum et scholarium, que buscando una apróximacion a su significado, podemos decir que quiere decir: comunidad de profesores y académicos.

Inicialmente las universidades no contaron con tal nombre, pues eran una ramificación de las escuelas catedralicias las cuales pasaron a llamarse Studium Generales, cuyo principio era conglomerar a un gremio de los que se dedicaban al saber. Para el año 533, en la obra jurídica que fue publicada por el emperador Justiniano, es cuando aparece ya la palabra universitas, a la que se le asigna como significado: agrupación, corporación, gremio, comunidad, colegio o sociedad. Más tarde a la misma agrupación se llamaría: “Universitas Magistrorum et Scholarium”.

Quienes lograron en primera instancia un ordenamiento educativo curricular fueron los monasterios benedictinos, donde recibían estudios sólo los hijos varones con los que contaba la nobleza, pero también los hijos de los aldeanos y de los artesanos que tenían aspiraciones de llevar una vida monástica.

Antes de la conformación de las universidades, se habían conformado otras escuelas como por ejemplo: Las Escuelas Monástica, Las Escuelas Palatinas y Las Escuelas Catedralicias.

La iglesia y las universidades 

Entre las instituciones más prestas a la iglesia encontramos a las universidades, y es por ello que se dice que es una de las más ambiguas y la razón por la que han podido permanecer a lo largo de la historia durante siglos. 

En nacimiento de las universidades como tal, se da en la Edad Media, es decir, en el siglo XII, precisamente debido a un conflicto que se generó entre la iglesia y el estado. Tales situaciones aperturaron una modalidad más nueva de abordar los estudios. De manera que, las primeras universidades propiamente dichas realmente tuvieron sus inicios a finales del siglo XII, fruto de las libres asociaciones de maestros y discípulos quienes recibían el privilegio de los príncipes, y sumado a ello de jurisdicción propia y beneficios eclesiásticos.

Organizaciones universitarias surgidas en la Edad Media y que se mantienen en la actualidad

  • Universitas Scholarium Bononiensis: Bolonia siglo XII (año 1119).
  • Universitas Magistrorum Lutetiae Parisiorum. París – año 1150. Gran universidad teológica más importante de Europa.
  • Universidad de Oxford (Inglaterra, 1167).
  • Universidad de Cambridge (Inglaterra, 1209).
  • Universidad de Salamanca (España, 1209).
  • Universidad de Padua (Italia, 1222).
  • Universidad de Nápoles (Italia, 1224).
  • Universidad de Tolouse (Francia, 1229).
  • Universidad de Murcia (España, 1272)
  • Universidad de Lérida (España, 1300).
  • Universidad de Perugia (Italia, 1308).

Cabe destacar, que se crearon un total de 44 universidades hasta el año 1400, de las que 31 de ellas contaban con diplomas pontificios de erección y otras 21 los relativos decretos.

Los estudios que en ellas se realizaban contaban con 4 o 5 facultades, pero ello de acuerdo al permiso que era otorgado por el Papa o del Rey.

  • Facultad Menor o de Artes en donde se estudiaba lógica, matemática, gramática y música.
  • Facultades Mayores  en donde se estudiaba medicina, teología, derecho canónico y civil.